El equipo de la aspirina no pasa su mejor momento, ya que se sitúa fuera de Europa League y DFB Pokal, además de colocarse sexto la Bundesliga

Tras un gran inicio de liga que llevó al Bayer Leverkusen a codearse con los grandes en lo alto de la tabla, llegó una tempestad que arrasó con todo el proyecto de Peter Bosz. Después de situarse líder en solitario tras lograr 12 jornadas invicto, llegó el partido contra el Bayern, partido que cambiaría el rumbo del equipo farmacéutico.

La derrota contra el Bayern hundió al equipo que veía como todos sus partidos acababan en derrota o en empate. En las posteriores 13 jornadas tras el partido ante el Bayern, el equipo ha cosechado 3 victorias, 7 derrotas y 3 empates. Sumado al gran número de derrotas en la Bundesliga, el equipo fue eliminado tanto de la Europa League como de la DFB Pokal en octavos de final. Estos malos resultados se cobraron una victima, el técnico holandés Peter Bosz que era remplazado por Hannes Wolf, el ex-seleccionador sub-17 de Alemania.

Fuente: Twitter Bayer Leverkusen

Las claves del los continuos fracasos de la temporada

En el inicio de la temporada el Bayer Leverkusen se situaba como un gran equipo en defensa, además de tener uno de los frentes de ataque más temidos de la Bundesliga. Sin embargo en estos últimas 13 jornadas el equipo ha mostrado ser todo lo contrario. En las primeras 10 jornadas, el equipo teutón encajó tan solo 9 goles, frente a los 16 tantos encajados en estas últimas 10 fechas; por otra parte en ataque, el Leverkusen logró sumar 27 goles en las primeras 12 jornadas, mientras que en las 13 siguientes tan solo ha logrado 16 goles.

Además de los grandes problemas en ataque y en defensa, el Bayer Leverkusen está acusando mucho las lesiones. Actualmente en la plantilla hay 7 jugadores lesionados, entre los cuales encontramos a Lukas Hradecky, Diaby y Baumgartlinger. Pese al gran número de bajas, jugadores tan importantes como Daley Sinkgraven o Lucas Alario han perdido peso dentro del equipo.

Fuente: Twitter Bayer Leverkusen

Daley Sinkgraven se convirtió en una de las grandes sorpresas de la temporada siendo una pieza clave ofensiva y defensiva en el lateral izquierdo del equipo. Pese a su gran rendimiento, Sinkgraven perdió minutos hasta convertirse en el primer jugador sustituido en la mayoría de encuentros. A esto se le sumó su suplencia ante Mainz, Augsburgo y Friburgo y una lesión de fibras que le hizo perderse los siguientes 3 partidos.

Por otro lado encontramos a Lucas Alario que ha perdido su sitio en la delantera del Leverkusen. Tras unos problemas de rodilla, el jugador argentino no ha vuelto a ser el delantero titular del equipo, situándose a la sombra de Patrick Schick. Pese a su falta de gol y su suplencia, Alario sigue siendo el máximo goleador del equipo con 13 tantos.

Ahora Hannes Wolf tendrá que reconstruir al equipo para lograr permanecer en posiciones europeas. Para ello deberá encontrar un mayor acierto de cara a puerta, además de una mayor solvencia defensiva. Si Wolf logra encontrar el equilibrio entre ataque y defensa, el Bayer Leverkusen tendrá grandes posibilidades de escalar en la tabla.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here