Alpine no mostró el rendimiento que se esperaba en el GP de Baréin, y la escudería debe mejorar para hacerse un hueco en la zona media-alta

El GP de Baréin nos ofreció un digno y emocionante inicio de la temporada 2021 de la Fórmula 1 . La tremenda igualdad entre los diferentes equipos tras el parón invernal no era previsible, y nos hemos topado con un mundial que se avecina muy parejo. El fin de semana dio sorpresas positivas para algunos equipos, como Red Bull, Ferrari o Alpha Tauri. No obstante, también hubo equipos que decepcionaron y no dieron el nivel esperado. Aston Martin y Alpine son los casos más significativos.

Ambos equipos debutaron y mostraron un rendimiento muy inferior al del año anterior. En concreto, no vimos el Renault que volaba la temporada pasada. Alpine se posicionó como el séptimo u octavo equipo de la parrilla, pero el margen de mejora es grande. Al fin y al cabo, es la primera carrera de la temporada. El octavo equipo en Baréin no tiene por qué ser el octavo equipo en la carrera 15 o en la última prueba. Por tanto, es un mal arranque, pero no definitivo.

Entrenamientos libres

Los entrenamientos libres comenzaron muy mal para los hombres de Alpine. Ocon y Alonso no pudieron pasar de la 15º y 16º posición, respectivamente, pero era la primera hora de Gran Premio y todo podía cambiar. Los libres 2 fueron una combinación de tandas largas e intentos de clasificación. A una vuelta, los Alpine no lograron meterse en la Q3 virtual. Alonso se mantenía lejos de su compañero, y ninguno pudo reducir la distancia con los de arriba a menos de siete décimas en clasificación. La última hora de libres fue similar al resto, los problemas se mantenían, pero Ocon logró meter su monoplaza en el top 10 con una octava posición.

Twitter Alpine

Clasificación

Llegó la hora de la verdad, el momento en el que ninguno equipo iba a esconder sus cartas. Pero la qualy continuó igual de mal que los libres en Alpine. Esteban Ocon caía en la Q1 (16º) y se quedaba a 0.5 segundos del corte que marcaba Russell. Cabe destacar que el francés se topó con las banderas amarillas de Mazepin y Sainz, que afectaron a otros pilotos como Vettel. Aún así, fue una decepción ver a un Alpine en una posición tan baja. Alonso logró pasar a Q2 y, sorprendentemente, a Q3.

El asturiano añadía tras los libres que tenía algo guardado en el bolsillo, y no era mentira. Con los blandos logró superar a pilotos como Tsunoda y Pérez (ambos con medios), y ese Alpine no estaba para entrar en Q3, como comprobamos en carrera. Finalmente, Alonso se fue el sábado con una gran P9, a 1.3 de Verstappen (pole). De esta manera, superó a los Aston Martin, Alfa Romeo, un Alpha Tauri, un Red Bull y demás. Gran actuación de Magic.

Twitter Alpine

Carrera

Con un Alonso en P9 y Ocon en P16, íbamos a comprobar el ritmo del Alpine en carrera y en diferentes situaciones: luchando con la zona media-alta y con la zona baja. En la salida, el español pasó a Sainz y se colocó octavo. Ocon se peleó con todo el que pudo en las últimas posiciones. En ese momento, Alonso se hizo un hueco en el grupo compuesto entre el cuarto (Norris) y el décimo (Sainz). El asturiano dio guerra a la mayoría de estos pilotos, vimos grandes batallas contra Ricciardo, Stroll, Sainz…

Por su parte, Ocon iba lento, escalaba alguna posición pero de forma tímida, no pasaba de la P13 o P14. En este primer stint con los blandos, el Alpine (o Alonso) sí que estuvo a la altura. Los franceses lanzaron un undercut a sus predecesores, y lo consiguieron por partida doble. Muy buena estrategia de Alpine. Sin embargo, antes del ecuador de la carrera vimos como el ritmo de Fernando se desvanecía por completo, todos los monoplazas de detrás le estaban superando.

Twitter Alpine

Finalmente, en la vuelta 34 y tras una pelea preciosa con Sainz y Vettel, el asturiano abandonó por problemas en los frenos traseros. La fiabilidad arruinaba la vuelta de Alonso a la F1. Solo quedaba un Alpine en pista. Ocon rodaba en P12 por aquel entonces, pero un incidente con Vettel le hizo descender una posición. El resultado final fue P13 y DNF. Una decepción, el Renault del año anterior tenía ritmo para estar entre los 10 primeros puestos sin problema, mientras que el rendimiento de este Alpine no da para más de una 13ª posición, aproximadamente. Tienen mucho trabajo los franceses para revertir la situación, Imola será la siguiente prueba de fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here