El neerlandés fue un delantero que pasó por grandes clubes de Holanda además de triunfar en Liverpool y con la selección de Holanda

El jugador, Dirk Kuyt, tenía una polivalencia que le permitía adaptarse a las diferentes necesidades que el entrenador necesitase. Extremo derecho, mediocampista o incluso lateral derecho fueron las posiciones donde jugó a lo largo de su carrera.

Inicios de la carrera

Comienzos en la Eredivise

Fue a los cincos años cuando ingresa en la academia de Quick Boys, el equipo de su ciudad. Jugó en todas las categorías inferiores del club destacando y siendo pieza fundamental hasta que en la temporada 97/98, debutó en el primer equipo y fue cuando dio el salto a la primera categoría del fútbol profesional neerlandés.

Después de estar tan sola una temporada en el equipo donde nació fue fichado por el Utrecht. En su primer curso en el nuevo club jugó en las tres posiciones posibles de arriba anotando cinco goles y dando dos asistencias. Su estancia en el equipo seguía pasando y sus números de cara a puerta iban mejorando considerablemente.

Fuente: Sed de Gol

La temporada 02-03 marcó un precedente y es que llegó hasta los 21 goles lo que permitió llegar a uno de los mejores equipos del país, el Feyenoord. Allí se asentó y consiguió a base de goles aumentar su saco en competición liguera, copa y en Europa. Llegando a tener una cantidad de hasta 34 tantos en un curso fue cuando abandonó el nido y voló en otras ligas.

Marcha a Europa

El Liverpool fue su destino cuando en el año 2006 aterriza en Anfield. En esta primera temporada anotó un gol importante pero que no valió para mucho en la final de la Champions League ante el Milán y es que cayeron derrotados por 1-2.

Fuente: Bleacher Report

Su papel en el equipo ‘red’ fue de acompañar a Fernando Torres en el ataque, siendo ‘El Niño’ quien tenía que anotar más goles y era el que destacaba. Tras la marcha del español se esperaba que el neerlandés diera un pase al frente pero no esto no llegó a ocurrir del todo.

Sus números no eran los esperados y tras seis temporadas en el Liverpool se marcha al Fenerbahçe para continuar con su carrera. Tres temporadas en el club turco donde sus números no mejoraban y con su avanzada edad ya no le quedaba mucho fútbol que dar y regreso a su país.

Vuelta a Holanda y retiro

Se produjo la vuelta al nido tras cerca de diez años volando por Europa. Regresó al Feyenoord en donde fue capitán y sus registros goleadores fueron hacia arriba llegando a la cifra de 23 tantos en su primera temporada. Llegó a ganar la Copa de Holanda. En la siguiente ganó la Eredivise y se terminó marchando del club.

Fuente: BeSoccer

Finalmente terminó regresando al club donde empezó su carrera profesional, el Quick Boys. Llegó en el mercado invernal cuando ya no tenía club y su aportación se resumió a tres partidos. No anotó ningún gol y disputó 225 minutos hasta que en los últimos encuentros no fuera ni convocado.

Selección holandesa

Con el país neerlandés llegó a jugar más de una centena de partidos, un total de 104, en los que anotó 24 tantos. Durante su participación con la selección nacional logró quedar subcampeón en el Mundial de 2010 y un tercer puesto también en un Campeonato Mundial en el año 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here