Los vitorianos tienen que mejorar sus registros para lograr la salvación y mantenerse una temporada más en Primera

Actualmente, el Alavés es el colista de La Liga Santander a dos puntos del Elche, que marca las posiciones de salvación. Pero desde la última victoria ante el Valladolid, hace dos meses, solo suman un empate en el encuentro que les enfrentó al Cádiz.

Pese a ello, en el último partido contra el Atlético de Madrid, mostraron buenas sensaciones que llenan de esperanza a los aficionados como punto de partida a una nueva racha de buenos resultados.

El próximo choque ante el Celta

Mendizorroza acogerá el primer duelo del mes de abril que les enfrentará al Celta este domingo. El Alavés llega al encuentro como colista pero con buenas sensaciones del encuentro disputado en el Wanda Metropolitano, donde jugadores como Pellistri pueden ilusionar a los aficionados babazorros.

Los celestes solo han ganado dos encuentros en lo que llevamos de año, además de cosechar cinco empates. El cuadro gallego no se encuentra en su mejor momento y el Alavés debe aprovecharlo para dar un golpe sobre la mesa.

Imagen del Celta-Alavés de la primera vuelta. Fuente: Mundo Deportivo

El gran derbi contra el Athletic

El derbi vasco enfrentará a dos equipos en rachas opuestas. Los bilbaínos, juegan este encuentro entre las dos finales de Copa del Rey que tiene en este mes de abril y donde buscará hacer historia ganando las dos.

El Athletic solo ha perdido ante el Barcelona y el Atlético en 2021, eso muestra que actualmente son uno de los rivales más difíciles a batir, por lo tanto, el Alavés lo tendrá complicado para puntuar en San Mamés.

Duelo clave contra el Huesca

Probablemente, sea el partido más importante que tendrá que afrontar el Alavés en todo el mes de abril. El Huesca, es un rival directo y actualmente están en buena dinámica logrando salir del farolillo rojo y hundiendo al Alavés y a la SD Eibar.

Sin duda, en este partido, el Alavés debe de ir con todo si quiere tener más probabilidades de obtener la permanencia en su año del centenario, donde recibirá en casa a los oscenses, que por ahora, están en una dinámica ascendente y son de los mejores clubes entre los que luchan por la permanencia.

La visita del submarino amarillo

Sin duda, un partido de los más difíciles que tendrá que afrontar el Alavés contra un rival que probablemente se juegue su clasificación para la Europa League en las últimas semanas de competición.

En este partido, los vitorianos tienen la ventaja de jugar en casa y el Villarreal vendrá con más partidos jugados tras los cuartos de final de Europa League.

Lance del partido Villarreal-Alavés jugado en septiembre. Fuente: Mundo Deportivo

El viaje hacia tierras valencianas

El último partido del mes de abril será contra el Valencia. El conjunto che está siendo un equipo muy irregular la presente temporada, pero actualmente está fuera de peligro para bajar de categoría.

Por lo tanto, dependiendo de como transcurra el mes para los vitorianos, el duelo en Mestalla podría ser crucial, donde el Valencia aún sigue mirando de reojo hacia las posiciones fronterizas de descenso.

En conclusión, el mes se presenta complicado para los babazorros. Y para el mes de mayo, al Alavés le tocará afrontar partidos de una dificultad parecida, visitando al Eibar, al Elche y al Sevilla y recibirá en Mendizorroza al Levante y al Granada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here