Los cambios de Steve Bruce y las recuperaciones de efectivos como Allan Saint-Maximin dejan en la estacada al Tottenham 

Dos conjuntos con situaciones totalmente opuestas firman la paz por sus respectivos intereses. Los mayores damnificados son los Spurs, quienes necesitan proseguir en la lucha para ser un equipo de Champions la próxima campaña.

El Newcastle por su parte, sigue dependiendo del Fulham debido a que la diferencia de goles es un factor con el que han dejado de contar. Hoy consiguen distanciarse un punto más de los hombres de Scott Parker, pero una victoria contra el Aston Villa podría catapultar a las urracas al vacío. 

Novedades en el once del Newcastle que surgieron efecto

Steve Bruce ha sido muy cuestionado desde su llegada al banquillo blanquinegro. Incluso recibió una multitud de amenazas de muerte y desprecios hacia su persona. No obstante, ha acallado todo tipo de escepticismos saliendo con un sistema atípico (1-3-5-2), que a su vez, ha terminado siendo fructífero. La profundidad por los flancos de Murphy y el regreso de Ritchie al once inicial tras ser un futbolista residual en la rotación, son factores a destacar del enfrentamiento de esta tarde. 

El duelo arrancó de cara para el Newcastle, que asfixió a los Spurs durante los primeros instantes del partido. Tal fue su insistencia sobre la meta de Hugo Lloris que Joelinton abrió el marcador a pase de Longstaff en el 28’. El ariete brasileño le tiene la medida tomada al Tottenham, ya que en las ocasiones que se ha enfrentado a ellos, le ha disparado siete veces y dos de ellas han sido materializadas. Dato que llama la atención teniendo en cuenta sus carencias de cara a puerta.

Fuente: Twitter del Newcastle United

Sin embargo, los pupilos de Mourinho debilitaron a los Magpies en cuestión de dos cabalgadas. Harry Kane fue autor de un doblete en cuatro minutos para darle la vuelta a la tortilla al choque. 

Persistencia local e intercambio de golpes

Empezó la segunda parte de la misma forma que la segunda, con una presión alta del Newcastle y generando ocasiones. Los carrileros proporcionaron una multitud de servicios sin destinatario y Joelinton volvió a pecar de efectividad entre los tres palos.

Joe Rodon amedrentó al frente ofensivo de los Geordies y corrigió los errores defensivos de su equipo con exceso de seguridad. También cerró en banda a un incansable Miguel Almirón, que con el transcurso del cronómetro mejoró tanto en tareas defensivas como ofensivas. 

Son regresó de lesión y estuvo presente en prácticamente todas las pugnas, además de incordiar a los zagueros y generar espacios mediante la tira de diagonales. Los atacantes restantes, en este caso Harry Kane, aprovecharon la falta de entendimiento entre Shelvey y Longstaff que pudo ocasionar el hat-trick del británico, y por ende la sentencia del Newcastle. 

Fuente: Twitter del Tottenham Hotspur

En el 72’, el ‘10’ se fabricó una nueva oportunidad tras un contraataque comandado por el recién entrado Lamela. El disparo estalló en el poste y a renglón seguido, vinieron los cambios de las urracas. Saint-Maximin se reencontró con el verde del St James’ Park después de haber estado en el dique seco un mes por una lesión inguinal. 

Posteriormente, Bruce dio entrada a Willock para sustituir a Kraft y lanzarse al ataque. El equipo recobró protagonismo en el partido con la vuelta del 1-4-4-2 y las recuperaciones de activos esenciales como Allan fueron vitales para sobreponerse en el encuentro. 

Willock, conocedor de los valores de su todavía club de pertenencia -Arsenal- endosó el empate en la contienda hilvanando un contragolpe de manual. La rivalidad londinense aún perdura en el corazón de Joe y a ciencia cierta, podemos verificar que dicho gol también se celebró en los aledaños del Emirates Stadium. El centrocampista inglés recobró la confianza perdida en estos últimos meses, dando así un punto importante para aguantar las embestidas del Fulham. 

Fuente: Twitter del Newcastle United

Punto de inflexión para ambos

Mourinho quiso dar un vuelvo al luminoso en los coletazos finales poniendo a Gareth Bale, que tiempo después envió un lanzamiento directo a la nubes. Tanguy Ndombele deleitó con su repertorio técnico en el área de los Geordies, pero el esférico no alcanzó portería. El Tottenham se trastabilla en el noreste de Inglaterra y se aleja dos puntos de los puestos de UEFA Champions League.

Una vez más, el cuestionado técnico del Newcastle acertó durante el trayecto del choque. Los cambios surgieron efecto y según ‘The Telegraph’, si Bruce mantiene a la entidad en Premier League la próxima campaña, Ashley le ofrecerá una renovación de contrato. División de opiniones en Upon-Tyne.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here