El conjunto mancuniano se encuentra líder en solitario con una diferencia abismal sobre el segundo clasificado (Leicester City) y pone velocidad de crucero hacia el título

Podríamos dar una infinidad de factores por los que esta máquina de destrucción masiva está predominando en las islas británicas. A renglón seguido, nos dispondremos a desglosar de forma general hechos vitales que sostienen los cimientos de su éxito.

Mantienen una dinámica

Para ganar trofeos es crucial ser determinante tanto en tu terreno como en feudo ajeno. Eso mismo han conseguido plasmar los mancunianos. Squawka Football mostró en cifras que los citizens son el combinado con más puntuación promediada de local y de visitante.  

En sus encuentros como anfitriones acumulan la friolera cifra de 38 puntos de 48 posibles. Es decir, que de 16 encuentros disputados en el Etihad solamente han dejado de sumar contra el Leicester (2-5) y Manchester United (0-2). West Brom y Liverpool fueron capaces de terminar el duelo con empate en la contienda.

Como visitantes, los Sky Blues obtuvieron dos puntos menos que como locales. En 15 desplazamientos obtuvieron 36 puntos de 45 en juego, trastabillándose en una ocasión contra el Tottenham de José Mourinho (2-0). Leeds, West Ham y Manchester United igualaron el electrónico. 

Solvencia defensiva y ofensiva

Tal es el aplastante dominio del Manchester City en Premier League, que es el único equipo que en 31 jornadas disputadas ha marcado más goles y encajado menos goles que partidos lleva jugados.

Profundizando en sus registros, apreciamos que los pupilos de Pep tienden a anotar más dianas de locales (36) y encajar más (13) que como visitantes (30 marcados y 8 concedidos). El goal average es similar, solamente se distancia por un gol (23 de local y 22 de visitante). En terreno propio suelen arriesgarse y en ajeno a andar con cautela. 

Fuente: Manchester United

Centrocampistas como directores de orquesta 

Los elencos dirigidos por Guardiola ya dan indicios de querer dominar, y si verdaderamente quieres tener el control de un enfrentamiento necesitas que el contrario tenga el esférico el menor tiempo posible. Aunque no siempre esta teoría es verídica y ofrece garantía al cien por cien.

Venimos a referirnos que la medular está tomando más protagonismo en el guión de la temporada. Hombres como Rodri Hernández han conseguido establecerse en el sistema y dejan entrever con el transcurso de la competición su notable mejoría.

Otros en cambio han desarrollado otras facetas en su juego que a priori parecían inexistentes en su ADN. Ejemplo de ello es Ilkay Gündogan, que pese a partir desde el centro del campo, es a día de hoy el máximo artillero de la plantilla con 16 dianas.

Centrándonos en Premier League, el germano está empatado en la tabla de goleadores con Jamie Vardy (12) y tan solo se encuentra a cinco tantos del máximo goleador de la presente edición (Mohamed Salah). 

Fuente: As

Tras la ausencia de un eje indispensable como Kevin De Bruyne a principios de 2021, el estado de gracia del alemán fue una de las principales causas por las que el Manchester City lidera la tabla. 

Inverosímil fondo de armario y capacidad de reacción

En líneas generales, es una plantilla que genera pavor. Prácticamente poseen los mejores futbolistas en sus respectivos puestos como Kevin De Bruyne, que aunque tuvo que pasar por la enfermería y arrancó el año sin rodaje, rúbrica números asombrosos ( 7 goles y 16 asistencias en 32 partidos). Una campaña más en la oficina para el belga.

Sin movernos en exceso del mediocampo, encontramos a Phil Foden. El ojito derecho de Pep Guardiola ha dado un paso al frente y ya se ha revalorizado diez millones con respecto al curso anterior. 

Y no es para menos, ya que si hacemos una comparación de minutos disputados entre la 19/20 (1.740’) y lo que llevamos de 20/21 (2.525’) adquirimos una mayor considerable suma de minutos en esta última. Incluso la porción de minutos entre sendas campañas también ha mejorado (22.4 minutos más por partido). No obstante, la cuota de efectividad en ataque ha decrecido 12’ por duelo disputado. 

También es de admirar su capacidad de reacción frente a situaciones adversas como la marcha de Leroy Sané. El pasado verano, el extremo alemán se plantó y decidió no prolongar su contrato con los citizens. Por ende, desde Manchester estaban obligados a moverse y supieron jugar sus cartas obteniendo beneficio. 

Sané dejó 45 millones de euros en las arcas de los Sky Blues. A priori, la entidad perdía capital económicamente hablando debido a que el desembolso que hicieron al ficharle fue mayor al de su salida -7 millones de diferencia-. 

En cambio, la astucia del City jugó un gran papel en su siguiente movimiento. Desde Valencia y siendo conocedores de la delicada situación que vivía Ferran Torres, el conjunto celeste hizo una oferta seductora al extremo español. La operación se llevó a cabo a cambio de 23 millones de euros, consiguiendo de esta manera un beneficio notable (22 millones) tras la pérdida económica que supuso la salida de Sané.

Fuente: As

Embarcándonos en la zaga defensiva, encontramos la línea más problemática del club en los últimos años. Sin embargo, lograron dar con la tecla en dicha parcela después de arrojar cantidades desorbitadas al vacío. 

Adquirieron a Rúben Dias por 68 millones, precio dispendioso para lo que ha mostrado durante su carrera. A posteriori, el central luso ha dado un rendimiento sublime y está justificando su elevado precio. Un activo esencial junto al renacido Stones. 

Fuente: Marca

Un nuevo ejemplo de su facultad de salir airosos en situaciones complejas es la lesión de Agüero. Escudo y bandera del club que sufrió una lesión de gravedad en la rodilla y COVID-19, apenas ha contado con participación en la vigente campaña. Es más, el Kun ya comunicó que no continuará la próxima temporada en el Manchester City.

Gabriel Jesús, Ilkay Gündogan, Raheem Sterling y Riyad Mahrez han sido capaces de solventar con creces su ausencia. Sobre todo el brasileño, que ya ha dejado atrás la etiqueta de promesa para ser el delantero del equipo. Autor de 13 goles y 3 asistencias, el paulistano está de dulce. 

Fuente: Mundo Deportivo

Ante el curso perfecto

Hace cuestión de dos años, el Manchester City se proclamó ganador de cuatro copas inglesas en un mismo curso (Community Shield, Carabao Cup, FA Cup y Premier League). 

De esta última, únicamente le separan tres victorias para coronarse campeones de la competición doméstica con 23 victorias, 5 empates y 3 derrotas. Este mes de abril conoceremos si serán capaces de repetir semejante gesta. En FA Cup deberán verse las caras frente al Chelsea de Tuchel, y en Carabao Cup contra el Tottenham de Mourinho. 

Por el momento, perduran con vida en todas las competiciones y tienen licencia para soñar. Concretamente con la UEFA Champions League, trofeo todavía no logrado y que se les resiste año tras año. Delante tendrán al Borussia Dortmund, club que va quinto en Bundesliga y se encuentra a siete puntos de obtener el billete para participar en la siguiente edición. Si el fantasma de cuartos de final no vuelve a presentarse, los de Pep son candidatos a llevarse la eliminatoria. 

Fuente: As

Precisamente, la solidez de la que hablábamos antes aparece con creces en la competición europea, anotando diecisiete tantos y encajando uno en ocho partidos. Intratables.

A todo ello añadir que disponen de recursos indispensables para triunfar: plantilla de presente y futuro, proyecto estable y son una gran potencia económica. Poner el broche final y replicar una gesta similar a la del Bayern de Múnich la temporada pasada se anticipa un objetivo primordial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here