Tras la final disputada ayer en La Cartuja contra el Athletic Club la Real Sociedad se erige como la campeona de la Copa del Rey 2019-2020

34 años han tenido que pasar para que los aficionados txuri-urdines hayan podido volver a celebrar un título. Muchas calamidades han pasado desde que aquel 30 de marzo de 1988 cuando la Real Sociedad perdió ante el Barcelona por un escueto 1-0.

25 entrenadores, 7 presidentes y centenares de jugadores han pasado por la entidad después de que una generación gloriosa se acabase. Todo comenzó con la marcha del entrenador que hizo grande por segunda vez a la Real Sociedad, John Benjamin Toshack. El entrenador galés regresó dos años más tarde a un equipo renovado con jugadores extranjeros como John Aldridge quien se ganó el cariño de la afición.

Fin de una etapa

Fue un 29 de julio de 1993 cuando toda una ciudad cambia de casa, se cierra Atotxa y se abre Anoeta. El equipo tiene nuevo campo, diferente y extraño para los aficionados. Era una construcción donde cabían más voces para alentar al equipo pero la cercanía y la distancia que había en el estadio antiguo no volverá a ser la misma, había una pista de atletismo de por medio.

Fuente: Real Sociedad

Llegan jugadores que en un tiempo habían estado en la casa txuri-urdin. Loren, Albistegi y Biurrun regresaban pero el juego que les había hecho campeones no. Esa temporada el equipo acabó en tierra de nadie pero parecía que había luz con la salida de Meho Kodro y Javi de Pedro.

Durante la década de los noventa llegaron más futbolistas de diferentes partes de Europa, Océano o Atkinson entre otros siendo jugadores queridos e importantes. No solo iba de ‘cartera’ la Real Sociedad sino también de cantera futbolistas como Alberto López, Iñigo Idiakez o el ya mencionado Javi de Pedro lograron hacer ilusionarse a la afición txuri-urdin. Un tercer puesto en la 96/97 fue lo máximo que se consiguió en los noventa.

Del cielo al infierno

Llegaba la entrada de un nuevo siglo y ya se echaba de menos esa generación que logró hacer campeón a la Real Sociedad en La Romareda. La temporada 2002 fue una para el recuerdo por lo que pudo ser y no fue. Raynald Denoueix se sentó en el banquillo de una Anoeta que aún no convencía. Acompañado por Westerveld en portería, con línea de cuatro formada López Rekarte, Jauregi, Kvarme y Aranzabal, con un centro del campo maravilloso. Xabi Alonso, De Pedro, Aranburu y Karpin hacían magia para que Darko Kovacevic y Nihat anotarán los goles e hicieran vibrar la ciudad entera.

Fuente: Los otros 18

Cruel el destino, la Real Sociedad llegaba como líder a falta de dos jornadas tras haber comandado la clasificación casi toda la temporada. El equipo caía derrotado en la penúltima jornada ante el Celta y perdía la primera posición, primera posición que ya no recuperaría a pesar de golear al Atlético en la última fecha. El Real Madrid ganaba la Liga y la Real mordía el polvo después de quince años sin ganar un título.

Se soñaba con poder volver a hacer grande a Gipuzkoa, pero nada lejos de la realidad. Crisis institucionales y jugadores mal vendidos hicieron que el sueño se desvaneciera. Cuatro años después jugadores de la cantera hincaban la rodilla en el suelo y descendían al infierno, Segunda División.

En la segunda campaña en el fútbol de plata Jokin Aperribay se hizo con el puesto de Presidente. Ese equipo ganador no estaba y se desvanecía, tras tres temporadas en el pozo se logró el ascenso. El artífice, Martín Lasarte, ese técnico uruguayo que lo puso todo para que jugadores como Labaka, Xabi Prieto, Carlos Martínez o Griezmann jugasen en Primera División.

Fuente: as.com

Vuelta a resurgir

El club volvía a LaLiga y tras esto no se esperaba nada más que la salvación. Philippe Montanier, entrenador en la temporada 12/13 parecía que iba a ser destituido tras una derrota ante el Espanyol; sin embargo, el equipo ganó y ganó y volvió a ganar y acabó el curso como cuarto. El equipo volvía a Champions tres años después de ascender. Tan solo sumaron un punto y cayeron eliminados pero Carlos Vela o Agirretxe pusieron piedras importantes.

Los jugadores seguían pasando y la cantera creciendo, Asier Illarramendi, Elustondo y Mikel Oyarzabal debutaban primero. Zubeldia y Aihen después además de Gorosabel, Guevara, Barrenetxea o Zubimendi. Una generación dorada unida a fichajes como Portu, Isak u Odegaard. Todos ellos dirigidos por Imanol Alguacil, un hombre de la casa, llegaron a la final de la Copa del Rey, después de 33 años sin pisar una.

Llegó una pandemia y todo se detuvo, parecía que se acercaba el momento pero se retrasa y así constantemente. Finalmente llegó el día, el tres de abril del año 2021. Salieron al campo once hombres, once hombres que podían hacer historia en el club, Alex Remiro, Andoni Gorosabel, Igor Zubeldia, Robin Le Normand, Nacho Monreal, Martín Zubimendi, David Silva, Mikel Merino, Cristian Portugués, Mikel Oyarzabal y Alexander Isak. Mikel Oyarzabal marcó el gol de la victoria y aunque fueron quince los que defendieron el escudo de la Real Sociedad en el césped muchos centenares pelearon por ganar desde el último título.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here