Los de Lopetegui dominaron al líder, el Atlético de Madrid, durante todo el partido y acabaron así el tópico de que se esconden en los días grandes

Si un pero podía ponerse a la exitosa estancia de Lopetegui en el Sevilla era en los partidos ante los colosos de la Liga. Algo engañoso, ya que los jugadores compitieron en todos los partidos ante Barça, Madrid y Atlético, pero no se contabilizaba en resultados.

En el presenta curso, cuando parecía que se acababa esta mala racha con la victoria en la ida de las semifinales de Copa ante el Barça, se perdió de la forma más cruel en la vuelta. En el partido de anoche, ante el líder destacado español, todos esos comentarios poniendo en duda la competitividad de Nervión desaparecieron. Haciéndoles un favor a Real Madrid y Barcelona, quienes daban por hecho que el Atlético se escapaba en la clasificación.

El encuentro estuvo de sobresaliente. Los minutos iniciales fueron un monólogo sevillista, con un penalti fallado incluido. Esto se debe al gran planteamiento de Lopetegui, quién por primera vez ganó a Simeone. Pasaban los minutos y el Sevilla dominaba. Con un factor importante, finalizaba las jugadas, algo que se venía atragantando.

Fuente: Sevilla FC.

Las individualidades mostraban su mejor nivel. El partido de Joan Jordán fue para ponerlo en un museo, sorteando rivales en la presión, orientándose, lanzando las transiciones y ayudando al omnipresente Fernando. También fue un buen día para Rakitic, al que se le vio vertical. Cuando Acuña, el mejor fichaje de Monchi para la 20/21, subió el gol al marcador y el Atleti dio un paso al frente, imperiales estuvieron Koundé y Diego Carlos. Y, como de costumbre, Bono salvó dos puntos en el descuento.

Todo gracias al descanso

Que todos los jugadores rojiblancos mostraran en un día clave para la clasificación Champions su mejor versión se debe al parón. Desde hace un año, el confinamiento, los futbolistas del Sevilla han jugado la friolera de 60 partidos, ganando 38 de ellos y un título de por medio. Apenas tuvieron vacaciones. El jugar cada tres días de manera tan asidua es sinónimo de que las cosas van bien, pero no hay mal que por bien no venga.

El que más agradeció este parón fue Jesús Navas. El mejor lateral derecho español fue el de siempre. Ni primero Lodi con Saúl ni después Lemar con Correa pudieron hacerle cosquillas al de Los Palacios, que demostró su gran nivel defensivo. Pero donde más destacó el capitán fue donde mejor se siente, corriendo los 90 minutos. Ni un jugador rival pudo frenar sus subidas, desmarques y regates. De una gran jugada culminada con un centro de Navas y un buen remate vinieron los tres puntos.

Fuente: Sevilla FC.

Resto de calendario

El Sevilla ha dejado a su más cercano perseguidor a 12 puntos de distancia. La regularidad de los nervionenses han dejado, prácticamente, sin opciones a sus rivales por la cuarta plaza. Estando a cuatro puntos del tercero y a seis del líder, el objetivo seguirá siendo el de amarrar la Champions. Aún quedan citas importantes, como visitar al Real Madrid, al Villarreal o la Real Sociedad, pero la seguridad mostrada por los pupilos de Julen Lopetegui en el día de ayer le quitan emoción al desenlace en la pelea por jugar la mejor competición continental a nivel de clubes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here