En su segunda etapa en el Sevilla el croata no está rindiendo al nivel que se esperaba

Ivan Rakitic volvió al Sevilla este verano y no está rindiendo cómo se esperaba. ¿Qué se esperaba de él? ¿Porqué no ha rendido a su nivel?

¿Cómo ha evolucionado?

En su primer tramo como sevillista, Rakitic era mediapunta. Un jugador con una gran pegada, que destacaba por su gran golpeo, su recorrido y su llegada. No era un jugador muy participativo en el juego, no se acercaba a la base. El croata aparecía más entre líneas y, sobre todo, aparecía por sorpresa desde segunda línea para finalizar jugadas, ya que era su principal virtud.

Cuándo ficha por el FC Barcelona, Rakitic pasa a ocupar el interior derecho. Una posición muy difícil de ocupar en el Barça. Sin embargo, Rakitic lo entendió muy bien, el croata compensaba a las mil maravillas los movimientos fuera-dentro de Leo Messi. Rakitic se abría cuándo Messi venía a recibir dentro y le daba la amplitud necesaria al conjunto culé. Todo esto llevo a Rakitic a ser un interior de base de la jugada y, dejar un poco de banda su faceta de llegador.

Rakitic en este Sevilla

Rakitic llega al Sevilla como reemplazo de Éver Banega. Para hacer la misma función pero de una forma distinta, con ayuda de Joan Jordán, Suso… lograr contrarrestar toda la calidad que perdió el conjunto de Julen Lopetegui con la salida del argentino rumbo a Emiratos Árabes. Rakitic debía ayudar al Sevilla en la circulación de balón, darle más velocidad y claridad para ayudar a su equipo a girar la defensa del conjunto rival. Pese a esto, el que ha dado el salto de nivel para contarrestar la marcha de Banega ha sido Joan Jordán.

El croata no ha ayudado en casi nada a su equipo, en salida de balón no ha arriesgado nada. Pases muy planos, sin intención de romper líneas, sin agresividad alguna y que no incomodaban al equipo rival. Es por esto que Rakitic se está viendo superado por los Papu o Óscar Rodríguez de turno, ya que le ofrecen muchas más cosas al Sevilla, todo y que ninguno de los dos está demasiado bien.

Fuente: Twitter Sevilla

Además, cómo ya sabemos, el croata no es el mismo que en su día se fue de Nervión. Si así fuera, como mínimo le hubiera ofrecido al Sevilla más armas arriba, más gol, más pegada y más llegada. Pero, Rakitic no le está ofreciendo ninguna de estas cosas al Sevilla y está siendo una decepción total. Cuándo llegó en verano, todos esperamos que ayudaría al Sevilla a subir al siguiente escalón y a llevar al club a otra dimensión y, más que hacer esto, le ha condicionado demasiado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here