Durante esta primera fase, el Racing de Santander ha sido una de las decepciones y no ha conseguido cumplir con sus objetivos

Tras una gran campaña la realizada en la 2018/19, el Real Racing Club consiguió el ascenso a LaLiga SmartBank. Sin embargo, el retorno al fútbol profesional no fue el esperado y la temporada acabó siendo un desastre. Un equipo sin alma y dejándose muchos puntos en los últimos minutos acabaron siendo los factores de descender a Segunda División B como colistas.

Para esta nueva temporada, el objetivo era el de ascender de nuevo a Segunda División. Como en los últimos años en la categoría de bronce, los verdiblancos eran uno de los favoritos a conseguir el ascenso. Sin embargo, en ocasiones, no se consiguen los objetivos por tener nombre sino hay que hacer frente a las adversidades para lograr lo marcado al inicio del curso.

Fuente: Real Racing Club

Para esta campaña, el conjunto cántabro quedó encuadrado en el Grupo 2A. A priori, los verdiblancos parecían favoritos a conseguir entrar entre los tres primeros puestos. Como en los últimos años en Segunda B, Bilbao Athletic y Real Sociedad B eran los rivales más complicados. Sin embargo, Amorebieta y Real Unión de Irún se unieron a la disputa.

Octubre: Un buen comienzo de temporada

Tras una larga y atípica pretemporada, todo estaba en orden para empezar la temporada regular. Con el nuevo técnico al frente, Javi Rozada, los verdiblancos comenzaban la primera fase en los Campos de Sport del Sardinero. En frente, tenían como primer rival al Portugalete, equipo recién ascendido de Tercera División. Pese a la condición de favoritos de los locales, los visitantes se adelantaron primero. Sin embargo, en la recta final, Nana puso las tablas en el marcador.

Pese al primer pinchazo de la temporada, el Racing tenía una salida muy difícil a Lezama. En uno de los campos más complicados del Subgrupo A, el Bilbao Athletic salió mejor que los cántabros. Sin embargo, la ocasión más clara para los verdiblancos acabó en gol de Adrián Balboa, quien se estrenaba como goleador con la elástica verdiblanca.

Fuente: Real Racing Club

Con un balance de una victoria y un empate, se llegaba al final del primer mes de competición. Además, finalizaron octubre en el puesto número 3 de la tabla con 4 puntos.

Noviembre: Buenos resultados pero sin hábito de rutina

Durante el mes de noviembre, los cántabros continuaban su lucha por conseguir uno de los tres primeros puestos. Sin embargo, los continuos parones hacían que el conjunto de Javi Rozada no tuviera un hábito de trabajo constante. Por una parte, los verdiblancos descansaban en la jornada 5 al ser el Subgrupo impar. Pero, paró su actividad en la jornada 4 debido a un problema de seguridad por parte del Leioa, quien era el rival de los santanderinos.

Pero antes de eso, el Racing se veía las caras con el Deportivo Alavés B en la jornada 3, en unos Campos de Sport vacío debido a las restricciones impuestas por el Gobierno de Cantabria en la pandemia del Covid-19. Pese a la ausencia del público, los verdiblancos golearon por 3-0 a los cachorros babazorros para establecerse en lo más alto de la tabla.

Fuente: Real Racing Club

Después de su largo parón, en el Estadio de San Lorenzo, CD Laredo y Racing se veían las caras en el duelo cántabro de Segunda B. En ese choque, el conjunto pejino fue superior al esquema de un Javi Rozada que no supo dar con la tecla. Pese a ello, el resultado fue de 0-0. Sin embargo, los santanderinos sufrieron y fueron inferiores a sus rivales.

Para finalizar el mes, volvían, tras más de 20 días de ausencia, a los Campos de Sport del Sardinero. En ese choque los cántabros se enfrentaron al Barakaldo, colista de la tabla en ese momento. Pese al resultado de 3-0, los verdiblancos no realizaron un buen juego, pero si realizaron una gran actuación de cara a puerta.

Fuente: Real Racing Club

Con un balance de 2 victorias y un empate en 4 encuentros, se llegaba al final del segundo mes de competición. Además, finalizaron en la posición número 2 con 11 puntos.

Diciembre: Comienzan los problemas

El mes de diciembre estuvo marcado por otro parón en las filas verdiblancas. El positivo del delantero Jon Ander Pérez, obligó a aplazar los choques fijados para este mes frente al Real Unión de Irún y Real Sociedad B. A pesar de ello, los cántabros pudieron disputar 3 choques.

En el primer de ello, se disputó en el Estadio de Sarriena frente a la SD Leioa en el encuentro aplazado del mes de noviembre. Tras varios partidos en los que el juego del equipo no era muy convencedor, llegó el primer susto del año. Un tanto del conjunto vasco a 15 minutos del final, propició la primera derrota del Racing en la temporada.

Fuente. Real Racing Club

Tras el paso por la cuarentena por el positivo de Jon Ander, las cosas fueron a peor. En un jueves marcado por la Copa del Rey, los cántabros viajaban a Mutilva para verse las caras con la Mutilvera. En una desastrosa actuación por parte de los santanderinos, fue aprovechado por los navarros para apear al Racing a las primeras de cambio.

Con la eliminación copera aún presente, el Racing viajó a Gobela para enfrentarse al Arenas de Getxo en el último partido del año. En ese choque, los santanderinos sufrieron sobre el césped artificial y consiguieron pasar de empate a 1. Tras este resultado y la mala dinámica, la directiva decidió rescindir el contrato de Javi Rozada.

Fuente: Real Racing Club

Con un balance de un empate y 2 derrotas en tres encuentros, se llega al final del último mes de 2020. Por otra parte, finalizaron el año en el puesto número 7 con 12 puntos.

Enero: De mal en peor

Con la llegada del nuevo año, las cosas podían ir a mejor o eso habían intentado hacer creer desde el club a la afición. Llegaría al banquillo un desconocido Aritz Solabarrieta, quien procedía del Juvenil B del Deportivo Alavés. Su estreno fue en las instalaciones de Zubieta frente a la Real Sociedad B. Durante los 90 minutos, el filial Txuri-urdin pasó por encima a los cántabros con un resultado de 4-1.

En una situación deportiva muy delicada, llegó la visita del líder a los Campos de Sport del Sardinero. Un solitario gol del Amorebieta al comienzo del choque, consumaba otra derrota más a los cántabros y ya iban 2 de forma consecutiva.

Fuente: Real Racing Club

Tres días después, los cántabros volvieron a jugar delante de afición. Esta vez, fue ante el Real Unión de Irún en el otro choque aplazado del mes de diciembre. En una nueva ocasión y delante de la parroquia verdiblanca, los santanderinos fueron humillados por un gran Real Unión. Tras la llegada del nuevo míster, sus tres partidos acabaron en derrotas. Esto provocó la reprimenda de la afición verdiblanca.

Tras este choque, los cántabros acudieron a la Florida para verse las caras con el Portugalete en el comienzo de la segunda vuelta. Antes del partido, Solabarrieta realizó una gran variedad de modificaciones en el once. Un solitario tanto de Álvaro Bustos desde los once metros y un penalti atajado por Lucas Díaz, daba los tres puntos a los de capital de Cantabria.

Fuente: Real Racing Club

Una semana después, el Racing volvió a los Campos de Sport del Sardinero, pero sin público en las gradas debido a las nuevas medidas por la pandemia. Frente al Bilbao Athletic, los verdiblancos se jugaban bastante. Álvaro Bustos adelantó a los locales y Adrián Balboa, tras una jugada individual enviaba el balón fuera con la portería vacía. En el descuento, los cachorros del Athletic consiguieron empatar la contienda.

Para finalizar el mes de enero, los cántabros viajaron a las Instalaciones de Ibaia para verse las caras con el Deportivo Alavés B. Pese a un mal inicio por parte del Racing, consiguieron dar la vuelta al marcador con 4 goles. Aunque los vascos recortasen distancias, los santanderinos finalizaban el mes con tres puntos más.

Fuente: Real Racing Club

Con un balance de 2 victorias, un empate y 3 derrotas en 6 encuentros, se llegaba al final del mes enero. Además, los cántabros finalizaron en el puesto número 5 con 19 puntos.

Febrero: Fe para creer en el milagro

Para el mes de febrero, el Racing tenía la obligación de sumar en tres en tres para continuar con su sueño de entrar entre los tres primeros. Además de ello, debían llevarse el derbi cántabro ante el CD Laredo delante de su afición.

En el primer duelo, se vería las caras con la SD Leioa en los Campos de Sport del Sardinero, aún vacío por la pandemia. Jon Ander y Álvaro Cejudo le dieron a los cántabros una importante victoria antes de irse a la semana de descanso con buen sabor de boca.

Fuente: Real Racing Club

Tras la semana de descanso, el público volvió a los Campos de Sport del Sardinero y lo hicieron en una gran cita para todos. En el derbi de la Comunidad de Cantabria, Racing de Santander y CD Laredo se veían las caras. Con un resultado de 3-1 y una primera parte positiva, los verdiblancos se llevaban la victoria.

Para finalizar el mes, los cántabros viajaban a Lasesarre para verse las caras con el Barakaldo. Un contundente 0-4, hacía más posible el sueño de la épica y confirmaba el buen momento de forma de los hombres de Solabarrieta. Además, llegaban al mes de marzo con bastantes opciones de lograr al menos el tercer puesto.

Fuente. Real Racing Club

Con un pleno de victorias en 3 encuentros, se llegaba al final del mes de febrero. Además, los verdiblancos finalizaron en el puesto número 5 de la tabla con un total de 22 puntos.

Marzo: Sentencia de una debacle

Durante el mes de marzo, los verdiblancos les tocaba demostrar su gran estado de forma ante sus rivales más directos. 4 duelos restaban para el final de campaña, en los que no se podía fallar. Es decir, solo valía la victoria o como mucho, cosechar un empate.

Con una buena entrada en los Campos de Sport del Sardinero, el Racing de Santander se veía las caras frente a la Real Sociedad B. Desde el comienzo, los cántabros fueron inferiores a sus rivales. A pesar de ello, gozaron de alguna ocasión muy clara pero sin embargo, el gol no llegó. Sin embargo, el conjunto dirigido por Xavi Alonso consiguió el gol de la victoria en los últimos instantes. Pese a la derrota, aún era posible entrar entre los tres primeros clasificados.

Fuente: Real Racing Club

Una semana después, en el Stadium Gal se veían las caras el Real Unión de Irún y el Racing de Santander. Los goles de Soko y Riki hacían que los verdiblancos soñasen más que nunca con cumplir el primer objetivo marcado a principio de temporada.

Para finalizar el mes, se daban cita Racing y Arenas de Getxo. Previamente, la Real Sociedad B venció en Lezama al Bilbao Athletic. Además, el Portugalete venció en su estadio al Real Unión de Irún. Por lo tanto, los cántabros dependían de sí mismos para lograr el tercer puesto. Sin embargo, en su choque no pudieron pasar del empate a cero y con ello, certificaron su no presencia en los tres primeros puestos de la tabla.

Fuente: Real Racing Club

Con un balance una victoria, un empate y una derrota en tres encuentros, se llegaba al final del mes de marzo. Además, los santanderinos clasificaban como el quinto clasificado con 32 puntos.

Abril: Comenzar con buen pie la segunda fase es el objetivo

En el mes de marzo, se debería de haber disputado el choque frente a la SD Amorebieta en el Estadio de Urritxe. Sin embargo, el choque fue aplazado debido a un elevado número de positivos en las filas vascas. Tras ello, se decidió que el choque se disputara en el mes de abril.

Con un gran número de bajas, la SD Amorebieta recibía al Racing en un partido para empezar bien la segunda fase del campeonato. Tras el tanto de los vascos, los cántabros consiguieron darle la vuelta al marcador. Y con estos tres puntos, se colocan líderes en su grupo para la segunda fase.

Fuente: Real Racing Club

En esta segunda fase, los verdiblancos lucharán por entrar en la 1ª RFEF por la vía larga. En estas 6, se verán las caras con el Tarazona, CD Ebro y Osasuna B.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here