En cuestión de siete jornadas, el Atlético de Madrid ha dejado opciones a sus perseguidores de arrebatarle el título liguero sobre la bocina

Los pupilos de Simeone cuajaron una primera vuelta impecable con 50 puntos, mejorando así su racha de La Liga 13/14. Los rojiblancos cerraron el primer trámite satisfactoriamente con una goleada en el Carranza por 2-4. El ascenso era meteórico y sus respectivos competidores se encontraban a 11 puntos. 

Primer batacazo rojiblanco

Corría la jornada 22. Real Madrid y FC Barcelona vencieron por la mínima a sus rivales (Huesca y Real Betis) para proseguir en la pugna. El lunes le tocaba a los colchoneros hacer sus deberes. 

Sorpresivamente, el Celta se puso por delante en el Metropolitano a manos de Santi Mina. Suárez dio un vuelco al marcador anotando un doblete, pero en la última jugada del partido, un recién ingresado Ferreyra arañó un punto en su viaje a la capital. El principio del fin.

Fuente: El Español

En la fecha 23, los candidatos al trono cumplieron. El Atlético remontó en ‘Los Cármenes’ (1-2), el Barça goleó a domicilio ante el Alavés (5-1) y el Madrid batió al Valencia en el Di Stéfano (2-0). 

Un desfibrilador llamado Levante

El protagonista de la presente edición de La Liga Santander tiene nombre y apellidos: Levante Unión Deportiva. En cuestión de un par de semanas, granotas e indios se vieron las caras en dos ocasiones. La primera en el ‘Ciutat de València’. 

Los del Cholo como visitantes no fueron capaces de rubricar su ventaje con respecto a los locales. Ambos clubes se sumergieron en un duelo marcado por el desacierto y la pugna física. Correa tuvo la sentencia en sus botas con Aitor Fernández batido, pero sorpresivamente su lanzamiento se marchó desviado. El duelo concluyó en tablas y en tres días se verían nuevamente en Madrid.

El Atleti tenía ganas de ‘vendetta’ y salió con todo. Disparó hasta 28 veces (11 a portería) y Dani Cárdenas se proclamó como héroe de los azulgranas. Si por algún motivo nos sorprende este deporte es por la capacidad de surrealismo que conlleva. Ejemplo de ello fue dicho partido, en el que el Levante se embolsó los tres puntos por 0-2, habiendo disparado una vez entre los tres palos. Una anomalía. 

En cinco días, los hombres de Paco López sacaron de sus casillas al líder, además de obtener cuatro puntos de seis posibles. Ver para creer. 

Fuente: Rtve

Por la parte que le pertoca a Real Madrid y FC Barcelona, aprovecharon entre comillas el asalto de las ranas. Los blancos vencieron en Valladolid (0-1) y los blaugranas se trastabillaron en su propio feudo contra el Cádiz. Lenglet cometió penalti sobre Sobrino, que más tarde Álex Fernández no perdonó. Los gaditanos, de la misma manera que el Levante con el Atleti, ha sido un erudito en sobreponerse a los culés. 

Zidane y los suyos escalaban a la segunda posición a seis de los líderes (52 puntos) y el plantel de Koeman descendía a la cuarta posición con 50 puntos por debajo del Sevilla. 

Lavado de imagen azulgrana

El Barça se sacudía el polvo en el Pizjuán en uno de sus mejores partidos de la temporada. Dembélé y Messi dictaron sentencia a escasos días de la vuelta de las semifinales de Copa frente al mismo Sevilla. 

Fuente: Goal

El combinado rojiblanco hizo lo propio en el ‘Estadio de la Cerámica’ y los merengues rescataron un punto como locales ante la Real Sociedad. Vinicius, que entró en el 61’ al verde, puso un empate ‘in extremis’ en la contienda. 

Madridistas y barcelonistas equipararon su puntuación (53) y los atléticos se mantenían a ocho en la fecha nº25.

El derbi madrileño firmó la paz y dio vida al Barcelona

Uno de los choques de la competición se albergaría en el Wanda Metropolitano. Tras un 2-0 en la ida favorable al Real Madrid, el eterno rival quería poner tierra de por medio. 

Luis Suárez desenfundó y recargó su pistola para estrenarse contra los merengues con la casaca rojiblanca. A pase del ex canterano Llorente, el charrúa ajustó un disparo con el exterior de su bota ante la salida de Courtois. 

Posteriormente el enfrentamiento sufrió idas y venidas de cada uno, hasta que a dos minutos del silbato final, Benzema amargó el derbi y la tarde de los indios. El galo regresaba de lesión para dejar su sello personal en una espléndida jugada con Casemiro. 

Se escuchaban palmas desde la ciudad condal. En el Camp Nou gustaba el reparto de puntos, ya que ellos ya cumplieron su cometido el día de antes en ‘El Sadar’. Moriba abrió su cuenta goleadora en el mismo rectángulo de juego donde lo hizo Ansu Fati y Messi sumó dos asistencias más para su cuenta personal.

El Barça de Koeman logró distanciarse dos puntos del Madrid y acortar otros dos al Atlético, quedándose a seis de atraparlos. 

‘Patinazo’ en el Coliseum

Un férreo Getafe luchó de tú a tú con los colchoneros. Desde el 69’, el conjunto azulón estuvo con diez efectivos en el verde por la expulsión de Nyom, no obstante, resistió a las ofensivas visitantes. Un grisáceo Atleti no fue capaz de sorprender a Soria y dejó escapar dos puntos más. 

Fuente: As

Nuevamente, Benzema en los compases finales dio vida al coloso blanco. En el 61’ Dani Calvo abrió el electrónico para los alicantinos, pero el francés culminó la remontada con un servicio de Rodrygo Goes. 

Otro lunes que al Barça le tocó salir al campo y otro lunes que respondió notablemente. 4 a 1, doblete de golazos de Messi y un zapatazo de Antoine Griezmann mataban por completo al Huesca. Rafa Mir metió el miedo con un penalti antes del descanso aunque la efectividad culé no permitió una posible sorpresa. 

Con Laporta ya como presidente se situaban a cuatro puntos del liderato. Desde algo más lejos, el Madrid continuaba a seis del ser el mandamás. 

Avalancha de goles y Oblak en el estrellato

Real Madrid y FC Barcelona protagonizaron las goleadas de la jornada frente a la Real Sociedad y Celta de Vigo. El sábado en Balaídos, un nuevo doblete y asistencia de Benzema mantiaba de pies a cabeza al Celta. 

Más maniatados estuvieron los txuri-urdín, quienes recibieron el doble de tantos. En el ecuador del primer tiempo, Griezmann festejaba su cumpleaños con un rechace de la zaga de Alguacil. Tiempo después, Sergiño Dest se estrenó como anotador en La Liga con dos dianas y Messi volvió a dar una masterclass de balompié. El resultado final fue de 1 a 6, con Leo como pichichi de la competición. 

Fuente: ESPN

El Atlético de Madrid, fiel a su filosofía del ‘unocerismo’, se sobrepuso al Alavés con su estilo de juego más puro. Un cabezazo inapelable de Luis Suárez a centro de Trippier dejó perplejo a Pacheco. Llorente estalló un balón en el poste y el conjunto babazorro acrecentaba su peligro conforme transcurría el tiempo en el cronómetro. 

Tal fue su asedio que lograron un penalti, que a posteriori atajó Oblak. El esloveno acallaba todo tipo de escepticismos sobre los once metros y embolsó los tres puntos para su equipo. Decisivo en tiempos convulsos.

El Sevilla sonroja a un Atlético en paños menores

Una nueva plaga de lesiones azotaba en Majadahonda. En vísperas del partido, a João Félix le confirmaron un traumatismo en su tobillo. A ello sumarle la baja de Yannick Carrasco debido a acumulación de tarjetas, entre otras bajas.

La diferencia de fondo de armario entre sendos clubes era oprobiosa. El banquillo atlético contaba con seis activos y el hispalense con doce. Exactamente el doble. Así se reflejó en el choque.

El encuentro arrancó intenso. Felipe vio una tarjeta amarilla a los cinco minutos y Saúl le propinó un pisotón a Ivan Rakitić dentro de la zona de castigo. Ocampos golpeó y Oblak, nuevamente estuvo imperial atajándolo. Uno más para su contador.

Desgraciadamente, a la media hora de juego Lodi abandonó el rectángulo de juego por molestias musculares. Simeone regresaba a la predeterminada 1-4-4-2, con Saúl en el flanco izquierdo y Correa en la delantera. El Sevilla no dio tregua al Atleti que, además de verse vulnerable, se marchó de vacío del Pizjuán y con la ausencia de Suárez, Llorente y Kondogbia para el próximo partido ante el Betis por sanción.  

Fuente: As

Bendito VAR

La cara y la cruz del VAR la vivieron los titanes españoles. El conjunto blanco pese a que pasó el trámite por 2-0 frente al Eibar, recibió tres negativas por parte del video arbitraje. Desde la sala de máquinas anularon tres goles de los merengues: dos de Marco Asensio y uno de Casemiro.

En cambio, en Can Barça salieron a flote en un cruce contra el Valladolid donde hubo diversificación de opiniones. Dos acciones rigurosas, donde los colegiados del VAR no actuaron, causaron cierta polémica en las redes. Una roja a Óscar Plano a diez minutos del silbido final y una hipotética mano de Jordi Alba en su área causó una gran división entre aficiones ajenas. 

No obstante, Ousmane Dembélé aprovechó una prolongación de Araújo para fusilar a Masip. El mosquito vive el momento más dulce de su etapa en el FC Barcelona y está siendo crucial para mantenerse en la lucha por la cúspide de la tabla. 

Fuente: Twitter de Miquel Blázquez

Di Stéfano y Camp Nou dictarán sentencia

Quien iba a decir que el Atleti iba a dejar escapar un colchón de más de diez puntos a escasas fechas de concluir el torneo. La competición doméstica es una carrera de fondo que premia al elenco más regular. Tras diversas caídas de unos y de otros seremos jueces de la batalla más trepidante de las cinco grandes ligas europeas.

Para ello, ninguno de los presentes tendrá opción a errar. Este fin de semana, Real Madrid y Barça determinarán parte de la resolución final de la presente edición. La Liga Santander se ha avivado en cuestión de ocho jornadas, y las ocho siguientes dejarán sin uñas a los espectadores. 

Tras un 1-3 de renta en la ciudad condal, el mejor Barça de la temporada viajará al Di Stéfano para certificar su ambición por el doblete. Los de Zidane todavía están vivos en Champions League y aspiran a alzar otro doblete en la 20/21. Con la baja de Sergio Ramos se verán obligados a aglutinar esfuerzos para secar a los culés. Combate determinante de cara a ser el próximo competidor del actual líder. Medio campeonato en una sola bala.

Fuente: Twitter del Real Madrid

En mayo, Luis Suárez y su Atleti aterrizarán en Barcelona para despejar a los azulgranas de su trayecto. Unos indios en entre dicho se armarán de valor para tratar de solventar sus constantes caídas en este 2021. La ida fue rojiblanca y el Pistolero tiene ganas de volver a vencer, esta vez con él en el césped. 

Atlético de Madrid -66 puntos-, FC Barcelona -65 puntos- y Real Madrid -63 puntos-. ¿Quién terminará levantando el trofeo doméstico? Señores y señoras, preparen sus palomitas que comienza lo bueno. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here