A pesar de la gris versión del Valencia, en las últimas jornadas se puede ver al mejor Guedes desde su primera temporada, de hecho tiene continuidad

El talento de Gonçalo Guedes es algo innegable. Cuando “tiene el día” es de los jugadores más diferenciales de la Liga Santander. No obstante, desde que el Valencia lo fichó el propiedad, tan solo se ha visto su mejor versión a cuentagotas. Pequeños destellos de talento y magia que servían para resolver partidos aislados y con el Valencia falto de ideas.

No obstante, ha tenido que llegar la peor temporada del Valencia en muchos años, para ver a un Guedes totalmente diferente. Asentando en el equipo y asumiendo galones. Puesto que, en las últimas jornadas, está siendo el jugador que cambia la imagen de su equipo. El mejor del equipo blanquinegro, sin lugar a dudas. En el último y conflictivo encuentro contra el Cádiz, fue determinante de nuevo. Dio una gran asistencia para que Gameiro batiese a Ledesma.

Puede que haya sido la mejor decisión de Javi Gracia en el Valencia. Me refiero a mover, de forma definitiva, a Guedes a la delantera. La ganancia de masa muscular que tuvo en sus segundo año en España, ya no le permitía ser ese jugador explosivo por banda. Pero sus cualidades seguían latentes en el luso. Y no ha sido hasta este curso, cuando se ha podido verle jugando de punta con cierta continuidad.

No es el típico delantero referencia que se dedica a fijar centrales. Sino que busca, constantemente recibir el esférico y distribuir. De hecho, en Cádiz se pudo ver un versión de Guedes en la que bajaba a recibir casi al centro del campo. Además, fue un perfecto complemento de Kevin Gameiro, quien buscaba los huecos y espaldas de los centrales.

Pero no queda ahí su cambio. Pues también se desempeña en tareas defensivas. A pesar del aluvión de críticas que recibió esta misma campaña, su desempeño defensivo ha mejorado mucho. Destacable fue su actitud contra el Cádiz, en este aspecto. Una jugada en la que Gayà había subido a atacar, fue Guedes quién bajó, de forma muy veloz, a cubrir su hueco. Con tanto éxito que incluso robaría el balón e iniciaría la jugada con la que él mismo asistiría a Gameiro.

Javi Gracia ha dado con la tecla para encontrar al mejor Guedes. De delantero, acompañado de otro punta y haciendo las veces de enganche. Implicación defensiva y visión de juego. Esto sumado a su velocidad y fuerte disparo le hacen un arma muy temible para las defensas rivales. Si el jugador sigue con esta progresión apunta a lo que todo el mundo esperaba. Un jugador muy importante en este Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here