El Levante se ha llevado la victoria en dos de los últimos nueve partidos de liga, lo que ha alejado a los granotas de los puestos europeos

El Levante UD encadenó una buena racha de victorias y resultados positivos entre diciembre de 2020 y febrero de 2021. No obstante, tras la eliminación de la Copa del Rey, en la que cayeron derrotados contra el Athletic Club en la prórroga, los granotas no han levantado cabeza. El nivel mostrado en este periodo de la temporada no se asemeja al máximo rendimiento que esta propia plantilla ha revelado en el curso 20-21.

Como hemos comentado, el Levante combinaba empates y victorias para ascender puestos en la clasificación general, hasta el punto de acercarse al sexto y séptimo para meterse en la lucha por Europa. Lo importante es que el equipo no se iba cada jornada con los bolsillos vacíos. Sin embargo, exceptuando el Levante 0-1 Osasuna de la jornada 23 de LaLiga, no habíamos visto a un equipo tan débil en estos meses.

Aplastados por Real Sociedad, Betis y Huesca

Tras la derrota en Copa, el Levante se presentó en el Reale Arena para buscar resurgir de sus cenizas. El resultado fue una Real Sociedad que apabulló a los de Paco López. Dani Cárdenas se vistió de héroe para evitar que su equipo fuera goleado (el partido podría haber finalizado 5-0 o más). Gracias al canterano, el Levante se marchó de Guipúzcoa con un 1-0 que no reflejaba lo que se había visto en el terreno de juego, ya que los de Orriols recibieron un total de 25 tiros, que se contraponen a los míseros seis de los visitantes.

No más lejos de la realidad, la historia se volvió a repetir en el Benito Villamarín. El Levante volvía a perder sin anotar ningún gol al rival. Esta vez, los granotas encajaron dos tantos. Volvimos a ver un Levante muy frágil e inofensivo, incapaz de generar peligro en la portería de Joel. Así lo reflejan las estadísticas, que muestran que el Betis duplicó los tiros a los granotas. La pasividad y dejadez del equipo les estaba costando todo lo que habían logrado en los anteriores meses con mucho esfuerzo: mantenerse al acecho de Europa.

Fuente: Twitter Levante

El hat-trick de derrotas se completó contra el, por aquel entonces, colista de LaLiga: la SD Huesca. Los oscenses se llevaron el gato al agua en el Ciutat de València, que se caracterizaba por ser un estadio muy complejo. De nuevo, el Levante no materializó sus ocasiones y ofrecieron un juego muy pobre. En cambio, los de Pacheta si que supieron aprovechar sus oportunidades para imponer el 0-2 en el electrónico, lo que hizo que se colocaran en la 18º posición. ¿Tocó fondo el Levante?

Noticia positiva: la victoria en el derbi valenciano

A pesar de los «fantasmas», el Levante sí vio la luz en el derbi contra el vecino de la capital del Túria. El Ciutat de València fue el escenario de una victoria granota tras más de cinco años sin batir al Valencia CF, lo que hizo subir, aparentemente, la moral del levantinismo. Un gol tempranero del killer, Roger Martí, puso el 1-0 definitivo en el marcador. Estos tres puntos fueron de gran valor, pero el Levante no ha podido volver a sumar otra victoria en liga, lo que hace que la situación sea preocupante.

Fuente: Twitter Levante

¿Y ahora qué?

El Levante se medirá el próximo sábado a la SD Eibar como visitante. Los armeros no han logrado la victoria en los últimos once partidos, pero la mala racha del Levante lleva a pensar en otra vuelta a casa con cero puntos en el bolsillo. Aún así, es un rival que el Levante tendría que batir en condiciones. Villarreal, Sevilla, Elche y Celta completan las próximas cinco jornadas para el Levante.

Serán partidos determinantes para el devenir de la temporada granota, que parecía que sería exitosa, pero que se ha truncado en las últimas semanas. De momento, el puesto de Paco López no está siendo cuestionado por la directiva. Sin embargo, actualmente el Levante ocupa la undécima posición, y da la sensación de que esta plantilla podría aspirar a puestos superiores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here