Tras años en la Fórmula 1, Haas F1 Team no ha diseñado un coche muy competitivo y se posiciona como el peor monoplaza de 2021

En las últimas tres temporadas, el coche que había ocupado la décima y última posición en el campeonato de constructores era Williams. Esta temporada, con solo una carrera disputada, la sensación común es que esto va a cambiar: Haas no tiene un coche competitivo ni pilotos con experiencia, por lo que esta plaza de colista parece llevar el nombre de los americanos.

Mazepin duró tres curvas en el GP de Bahrein

En 2018, su mejor año, Haas F1 Team terminó el mundial en una respetable quinta posición, con 93 puntos en 21 grandes premios. Las dos temporadas siguientes, sus monoplazas no rendían como se esperaba y quedaron novenos, es decir, que solo el desastre de Williams evitó que el farolillo llevase su nombre. Sin embargo, este año parece que no tiene solución.

El primer riesgo tomado por Haas fue no renovar a ninguno de sus pilotos, Grosjean y Magnussen, quienes, pese a no ser de los mejores, tienen experiencia en la Fórmula 1. En sus lugares, Haas se decantó por el talento joven: Schumacher y Mazepin. El primero llegó al gran circo con méritos; no solo influenció su apellido en el fichaje, sino que llegó como campeón de la Fórmula 2. Su compañero, en cambio, quedó quinto y solo obtuvo su sitio gracias al dinero de su padre, quien invirtió en la escudería que ahora lleva los colores y el nombre de su empresa: Uralkali Haas F1 Team.

Schumacher con el monoplaza de Uralkali Haas F1 Team

Un desastre de arranque

En el primer GP de 2021, el de Bahréin, quedó en evidencia el error de Haas en no tener experiencia al volante. Mazepin duró, literalmente, tres curvas; su compañero, que vio la bandera de cuadros, fue el último (Gasly y Latifi abandonaron pero habían completado el 90% de las vueltas), aunque dejó un par de trompos en la curva 4.

Guenter Steiner, director de Haas F1 Team

La filosofía de Haas de comprar todas las piezas posibles, al igual que le pasaba a Racing Point, no salió bien. Un coche hecho con piezas de otro tiende a no mejorar en toda la temporada mientras sus rivales lo hacen y, por muy bien que comenzase Haas, siempre acababa el año noveno, delante de Williams. Esta temporada, al parecer, no será así.

No solo tienen un coche poco competitivo, sino que no esperan mejoras en toda la temporada, pues están centrándose en el monoplaza de 2022. Por ello, este 2021, la plaza de Haas es, previsiblemente, la última.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here