David García, una alternativa a la defensa del Betis