El dolor de cabeza de Javi Gracia, un mes sin ganar