El conjunto de Andrea Pirlo tendrá que ver, diez años después, como otro equipo se alza con el Scudetto

El fútbol italiano ha sufrido un cambio. La tónica habitual del balompié transalpino era una competición donde la Juventus se terminaba imponiendo en lo alto de la tabla con aparente sencillez. No obstante, este curso no serán los turineses los flamantes campeones.

En julio del pasado 2020, la Juventus, en aquel momento dirigida por Maurizio Sarri, alzaba su noveno Scudetto consecutivo, demostrando una superioridad jamás vista antes. Durante ese exitoso periodo, fueron varios los que trataron de derrotar a los “bianconeros”. El Milán de la temporada 2011–2012, la Roma en la 2016–2017, el Nápoles al año siguiente y el Inter el curso pasado intentaron hasta el final desbancar a un equipo que parecía intratable.

La Juventus celebra un gol durante la temporada 2019 – 2020. Fuente: RTVE.es

Sin embargo, el propio Inter de Milán de Antonio Conte ha dado con la clave. Salvo catástrofe, los neroazzurri serán los vencedores del torneo 2020 – 2021, logrando poner fin al dominio de sus rivales.

Un plantel del que se esperaba más

En la temporada 2016 – 2017 la Juventus parecía haber explotado todo su potencial. El equipo logró en la misma campaña el título liguero y la Coppa italiana. Además, en Europa mostraron un nivel excelso, llegando a la final de la Champions, donde fueron derrotados por el Real Madrid.

Futbolistas como Dybala, Bonucci o Dani Alves rindieron de manera impoluta y pusieron de manifiesto que la Juventus era uno de los grandes. Pero con los años, el nivel ha decaído.

A pesar de lograr en el verano de 2018 contratar a Cristiano Ronaldo e ir sumando con los años futbolistas de gran potencial como De Ligt, Arthur, Chiesa o Kulusevski, el equipo no ha dado el paso definitivo que se esperaba de él.

Once titular de la Juventus durante un partido de la Serie A. Fuente: Twitter Cristiano Ronaldo

El mismo Arthur ha sido una de las grandes decepciones del curso. Fichado en una extraña operación del Barcelona, el medio brasileño apenas ha disputado 20 encuentros, siendo titular en 12 de ellos. A su vez, Dybala no ha logrado mantener el ritmo competitivo de otros años y ha dejado claro que atraviesa por una situación complicada, anotando solo tres goles este año.

La Champions, en peligro

Para la Juventus de Turín, no ganar la Serie A ya es considerado un fracaso. Aun así, el desenlace puede ser incluso peor. El vigente campeón cuenta actualmente con 66 puntos, los mismos que el Nápoles y el Milán, a falta de cinco jornadas.

La Juventus celebra un gol. Fuente: Twitter Cristiano Ronaldo

A priori, puede parecer sencillo que los pupilos de Pirlo logren clasificarse, puesto que dependen de sí mismos. En cambio, si se analiza el calendario restante, la presencia europea el próximo año no aparenta ser tan clara. Las visitas a Udinese y Sassuolo, además de los partidos en casa ante el Milán y el Inter, hacen que en Turín predomine una cierta sensación de tragedia.

La Coppa como última bala

A pesar de la decepción liguera, la Juve tiene una posibilidad de, en cierta medida, salvar la temporada. El 19 de mayo se enfrentarán al Atalanta en la final de la Coppa de Italia. Los de Gasperini llegarán a la cita tras haber vapuleado al Nápoles en semifinales, mientras que la Juventus saldó con nota su compromiso ante el Inter.

Veremos si Andrea Pirlo es capaz de rescatar un año donde la frustración y el mal juego han imperado en el césped.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here