Hoy en esta sección, vamos a recordar el GP de Brasil de 2008 donde por un adelantamiento en la última curva de Hamilton le robó el mundial a Massa

Los grandes aficionados de la fórmula 1 seguro que recuerdan el apasionante Gran Premio de Brasil de la temporada 2008 donde el piloto brasileño, Felipe Massa fue campeón del mundo solo durante unos segundos antes de que Lewis Hamilton obtuviese la 5º posición tras adelantar a Timo Glock el cual se quedó con los neumáticos de seco cuando estaba lloviendo. Un recuerdo muy agrio y bochornoso que tendrá el piloto brasileño el resto de su vida, cuando estuvo a una vuelta de ganar el mundial de 2008 de Fórmula 1 de mano de Ferrari.

Situación del mundial previa al GP de Brasil

Lewis Hamilton llegaba a Brasil liderando el mundial con 94 puntos de la mano de McLaren, seguido de Felipe Massa, piloto de Ferrari con 87 puntos, siete menos que Hamilton. Si el piloto inglés quedaba en la 6º posición o peor y el piloto Brasileño ganaba la carrera el mundial era suyo. En caso de empate, ganaría Massa por el número de victorias. En un caso u otro, estábamos seguros de que sería una carrera emocionante.

Fuente: lat.motorsport.com

Inicio de la carrera y buen pronóstico para Massa

Llegamos al día del Gran Premio, donde el piloto brasileño consiguió hacer la vuelta más rápida en la clasificación, con lo que saldría en primera posición. Lewis Hamilton salía en cuarta posición. El objetivo de Massa era claro, ganar la carrera sin complicaciones y rezar con que Hamilton obtuviese un mal resultado. Se esperaba lluvia durante el GP, la clave de que Massa se quedase con la gloria.

Comenzó la carrera y en la salida no hubo incidentes que puediesen perjudicar al piloto brasileño. Todos los pilotos salieron con intermedios ya que se había puesto a llover. Al final de la primera vuelta tuvo que salir el safety car ya que hubo incidentes producidos por Coulthard y Piquet. La pista empezó a sercarse y ya para la vuelta 11 toda la parrilla había cambiado a neumáticos de seco.

A mediados de la carrera, iba bien encaminada para el piloto brasileño. Hamilton iba y Sebastian Vettel iba encaminado a adelantarle ya que presentaba más ritmo. Hamilton veía peligrar sus opciones para aspirar al mundial. Fernanando Alonso y Kimi Räikkönen estaban detrás del brasileño, pero sin presentar opciones de adelantamiento sobre él, ya que gozaba de una clara ventaja.

Fuente: sextoanillo.com

Últimas vueltas y agónico final

Era la vuelta 63 y empezó a llover otra vez y cada vez con mayor intensidad. Finalmente Vettel adelantó a Hamilton y se quedó con la 5º posición. Hamilton había perdido la posición que le aseguraba el mundial. El piloto inglés se puso las pilas y exprimió su coche al máximo para adelantar al piloto alemán pero parecía que ya no le daba tiempo. Massa cruza la línea de meta y durante unos segundos se proclama campeón del mundo de la Fórmula 1.

Pero en la última vuelta de la carrera, cuando Massa ya ha cruzado la línea de meta, Lewis Hamilton y Sebastian Vettel adelantan a Timo Glock que iba en 4º posición pero con gomas de seco, algo que le estaba perjudicando bastante ya que estaba lloviendo con gran intensidad. Hamilton cruza la meta con la quinta posición que le regaló Glock y finalmente se proclama campeón del mundo por primera vez. El padre de Massa, como observamos en el Box de Ferrari, pasó de la alegría a la agonía y al llanto.

Fuente: www.momentogp.com

Felipe Massa había perdido su única oportunidad de ganar el mundial que le había dado la Fórmula 1. Recordamos este GP como uno de los más emocionantes ya que se decidió todo en la última vuelta y uno de los momentos más tristes para el piloto brasileño. Esto marcaba el inicio de la carrera brillante de Lewis Hamilton, que volvería a proclamarse victorioso del campeonato en el año 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here