Pollo Vignolo, periodista argentino de ESPN, informó que el Barça ampliará el contrato del rosarino dos años más y se lanzarán a por Neymar

Desde Argentina han soltado dos bombas de relojería. Por un lado, el capitán prolongará su estancia en la ciudad condal, y por el otro, el club catalán activará la “Operación Neymar”. Apenas estamos en mayo y a falta de un verano de Eurocopa y Copa América, el mercado está que arde.

Messi, su padre y Laporta ya mantuvieron una reunión para acordar su nuevo contrato. En este, una vez el acuerdo concluya, el argentino pondría rumbo a la MLS para finiquitar su trayectoria en la élite. La pulga todavía se encuentra capacitada para seguir comandando al equipo y sus estadísticas lo ratifican.

Tras un pasado mercado estival plagado de penurias por la posible marcha del estandarte principal azulgrana, con la llegada de Joan Laporta los problemas se han revertido. En cuestión de dos meses, ha conseguido convencer a un Messi que estaba más fuera que dentro y darle un soplo de aire fresco al estado anímico de los fanáticos. Además, el compromiso de Leo está evidenciando su ambición por querer sumar títulos con la casaca blaugrana.

Puñetazo en la mesa por Neymar

El presidente quiere recuperar las pérdidas sufridas por la oleada que ha supuesto el COVID-19, y sanar la deuda de mil millones que tanto persigue a la entidad. Para acometer dicho objetivo, el marketing y darle un salto de calidad al plantel es crucial. Es aquí cuando se abre el telón e irrumpe Neymar. La estrella del París Saint-Germain es el objetivo principal de la junta directiva y Joan Laporta es erudito en seducir a los grandes colosos del panorama. El Camp Nou volvería a albergar aquel tándem que tantos aficionados levantó de sus asientos.

Fuente: Infobae

El crack paulista finaliza contrato en 2022. Por ende, Nasser Al Khelaïfi estaría obligado a desprenderse de él si quiere recuperar un porcentaje del capital desembolsado en 2017. La incorporación de Ney al París Saint-Germain supuso un desembolso de 222 millones de euros, rompiendo totalmente el mercado. A día de hoy su valor ronda 100 millones, pero si el brasileño decide marcharse y el combinado rouge et bleu se lo impide, a partir de enero de 2022 estaría disponible para negociar su salida con cualquier entidad a coste cero. El jeque se encuentra maniatado de la cabeza a los pies y deberá optar por recuperar parte de la inversión realizada o cargar con su orgullo.

Al Khelaïfi, contra las cuerdas

En la capital francesa no desean perder beneficios y quieren seguir contando con la presencia de Neymar. Durante el transcurso de la temporada, los parisinos afirmaban que el nuevo contrato del delantero estaba cerrado y tan solo quedaba acordar los últimos flecos. La situación no invitaba a pensar que el Barcelona fuese a interponerse en su camino, pese a que económicamente, la oferta del PSG sea superior. 

Sin embargo, el director deportivo del PSG, Leonardo, confesó el pasado domingo que hay que ver todo con calma, dejando entreabierta la puerta de que el Barça pueda entrometerse en sus planes. Desde el entorno del futbolista afirman rotundamente que Neymar está loco por volver y asumiría una bajada de sueldo por volver a jugar en el Camp Nou. 

Neymar en el calentamiento. Fuente: Marca

La etapa del atacante fue excelente aunque sus formas al marcharse no gustaron en Can Barça. En la ciudad condal hay diversidad de opiniones con respecto a la vuelta de Neymar, y no sería tan sencillo que los fanáticos comprendiesen su retorno. El ‘10’ a sus 29 años deberá ganarse de nuevo todo como bien sabe hacer, en el verde. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here