La gran importancia de la victoria del domingo del Nàstic de Tarragona frente al Alcoyano que les deja más cerca del play off

Gerard Oliva Gregori es un futbolista español de 31 años, nacido en Riudecanyes (Tarragona). No obstante, el delantero catalán del conjunto tarraconense, ayer fue uno de los héroes de partido, ya que le dio la victoria a su equipo. Es así, que consumó los tres puntos delante de la afición en el Nou Estadi. Sin embargo, el equipo encabezado por Toni Seligrat luchará para conseguir los tres puntos en Can Misses este fin de semana.

A falta solamente de una jornada para dar por terminada la segunda fase, la entidad de Tarragona, actualmente se clasifica tercero en la tabla clasificatoria de Segunda División «B». Un punto, eso es lo que necesita el Nàstic de Tarragona para disputar el play-off de ascenso a Segunda División A. El triunfo de los grana contra el Alcoyano, combinado con la victoria de la Andorra hacen que todavía quede un paso más en el camino de los grana hacia la profesionalidad.

Un gol de Gerard Oliva sirve a los tarraconenses para seguir soñando y para dejar claro que lucharán hasta el final el ascenso a la segunda categoría del fútbol español. El Nàstic tenía el partido en su terreno, no tanto por la posesión del balón, que no siempre es necesaria. Sino porque los esfuerzos de los tarraconenses se producían en zonas clave y en los momentos oportunos. El incansable Carbia volvió locos a los defensores rivales, asfixiándolos siempre que podía.

Fuente: Nàstic de Tarragona

Al mismo tiempo, Brugui realizaba una presión constante para intentar robar el balón a los defensores y Oliva, en su particular duelo contra todo el mundo, también dejó todo en el terreno de juego. Fullana y Bonilla se encontraban cómodos con metros para correr y los defensores sufrían poco. Excepto alguna jugada en pelota parada, el Nàstic no sufría.

Trilles el auténtico salvador de los granas

El Nàstic ya sabía que no sería un camino fácil de conseguir y tuvo que aplicarse también en defensa. Apareció Trilles, providencial, para cortar un pase que dejaba solo al delantero visitante. Los últimos diez minutos eran los de sufrimiento, pero nadie decía que el camino a Segunda A sería sencillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here