La dirigencia del Milan está interesado en el delantero esloveno de 33 años y sería una prioridad de mercado en caso de clasificación a la siguiente Champions League

Josip Ilicic se ha convertido en una pieza importante para los dirigidos por Giampiero Gasperini, pero su contrato expira en el verano del 2022 y se ve muy lejos una posible renovación. Claramente, la experiencia de Ilicic ha jugado un papel fundamental en este joven y prometedor proyecto de Atalanta, pero a pesar de todo, todo indica que su futuro estará lejos del club.

Fuente: Sitio ufficiale Atalanta Bergamasca Calcio

El rol del esloveno del club es está bastante marcado, y este es llenar de experiencia a las futuros generaciones del equipo. Actualmente, los goleadores del club son Duván Zapata y Luis Muriel, pero se puede decir que el héroe silencioso del Atalanta es Josip Ilicic. La polivalencia es un punto a favor que ha jugado a lo largo de toda su carrera, adaptándose sin problema a cualquier rol cuando el equipo lo necesite. La posición natural de Josip es mediapunta, pero tranquilamente puede ser el 9 de área o cubrir cualquiera de las dos bandas.

Fuente: Sitio ufficiale Atalanta Bergamasca Calcio

Debido a esa enorme versatilidad, la dirigencia del Milan ha puesto sus ojos en el, y establecerían como prioridad la adquisición del jugador en caso que el equipo clasifique a la próxima Champions League.

Problemas en la transacción

El interés del equipo rossonero es bastante claro, pero se torna una negociación complicada por el lado del Atalanta. El esloveno ha pedido información constante sobre el Milan, pero la DEA insiste con la renovación.

A pesar de todo, el Milan mantiene contactos constantes con el agente del jugador, que aun así, lo intentarían comprar sin la clasificación a Champions League. El objetivo de Atalanta es una renovación por un par de años más, pero si existe un escenario en donde no se llegue a un acuerdo, estarían pensando en una transacción de entre 5-8 millones, bastante similar a la del Papu Gómez.

Sin embargo, el mayor obstáculo en la renovación para Atalanta es la relación intermitente entre el esloveno y Gasperini, lo cual haría que el futuro de Ilicic no sería en el Atalanta. De igual manera, la ida y la permanencia de Josip depende de los resultados de ambos equipos al final de la temporada, ya que hoy, ninguno de los dos tiene un puesto garantizado en la siguiente Champions League.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here