Guía Bélgica: una penúltima bala