Previa Italia-Inglaterra: la batalla más esperada