Primer rival granota para alcanzar el sueño europeo