Jan Oblak, 7 años de pura historia rojiblanca