James tiene la puerta abierta para salir