El movido cierre de mercado para el Valladolid