El nuevo proyecto rojiblanco empieza en Madrid