Florian Wirtz, el regreso más esperado en Leverkusen