Sergi Gómez, un buen central para el Espanyol