Jamal Musiala, el niño maravilla de Alemania