Todo listo en el Bernabéu para la acogida de los aficionados