Ya llegan las lesiones a Fuenlabrada