La Real Sociedad pone la directa