Previa Valencia – Real Madrid: romper o prolongar una maldición