De Gea vuelve a mostrar su mejor versión