La defensa, el mejor ataque para el Wolfsburgo