¿Un inicio de temporada injusto para el Espanyol?