Dark Light

Blog Post

Diario UF > Deportes > Baloncesto > NBA > Guía NBA 21/22: Dallas Mavericks

Guía NBA 21/22: Dallas Mavericks

Doncic quiere ir más allá y busca competir de tu a tu con los mayores

En los últimos años Luka Doncic ha protagonizado una de las mayores irrupciones que se recuerdan en la historia de la NBA. Como consecuencia, Dallas Mavericks ha dado un gran salto de calidad en comparación a los años previos de reconstrucción tras el final de la era Nowitzki. Desde la segunda temporada del esloveno, la franquicia texana ha logrado meterse siempre en playoffs.

La pasada temporada acabaron con un récord de 42 victorias y 30 derrotas clasificándose como quintos de conferencia y primeros de la división suroeste. Siendo el noveno mejor ataque de la NBA. Pero pese a la buena dinámica de la temporada cayeron por segundo año consecutivo frente a Clippers en primera ronda con un Kawhi Leonard desatado.

Doncic frente a Clippers en el séptimo partido de la primera ronda la pasada temporada donde cayó eliminado,
Fuente: GIGANTES

Triplistas y defensores para Doncic

Tras caer tempranamente los rumores abordaron a Dallas Mavericks, salían multitud de noticias que afirmaban que Luka Doncic quería tener un equipo para competir ya y que por ello habrían traspasos. Se decía que podía ocurrir algún gran movimiento que involucraba a Porzingis con quién se dice que el esloveno no tiene buena relación. Pero en vez de eso ha ocurrido todo lo contrario, a estas alturas de mercado ha habido algunos movimientos, pero tampoco grandes nombres.

Se han incorporado a la plantilla cuatro jugadores y han sufrido tres bajas en total. La llegada más destacada es la de Reggie Bullock desde New York Knicks que viene de hacer una gran temporada con la franquicia de la gran manzana. Desde la misma franquicia ha llegado también Frank Ntilikina que viene de conseguir una plata en las olimpiadas con Francia y que busca recuperar su mejor versión. A ellos dos se les suman Moses Brown y Sterling Brown que llegan de Oklahoma y Houston respectivamente. En lo que refiere a salidas han abandonado la franquicia Josh Richardson con destino a Boston, JJ Redick quién se ha retirado y Nicolo Melli quién ha decidido volver al Olimpia Milano en su país natal.

Teniendo en cuenta las incorporaciones la plantilla quedaría de la siguiente manera. En la posición de base están Luka Doncic, Trey Burke, Frank Ntilikina, Jalen Brunson y Tyrell Terry. Para jugar como escoltas nos encontramos a Tim Hardaway Jr. y el recién llegado Sterling Brown. En la posición de 3 están disponibles Reggie Bullock, Josh Green y D. Finney-Smith. La posición de ala-pívot está ocupada por Kristap Porzingis y Maxi Kleber. Y para jugar como center se encuentran Dwight Powell, Willie Cauley-Stein, Moses Brown y el recién renovado Boban Marjanovic.

En total el salario total de la plantilla es de 124,2 millones convirtiéndose en la número 24 de toda la NBA. El salario más alto es el de Porzingis que recibirá 31,6 millones. Además Luka Doncic que ahora cobra 10,1 millones aumentará su sueldo a 35 con la extensión que ha firmado este verano. Todos ellos liderados por Jason Kidd, el técnico quién fue uno de los protagonistas como jugador del primer anillo de Dallas ha llegado este verano tras una amarga etapa en Bucks y ser campeón como segundo entrenador de lakers.

El niño maravilla busca su primer MVP

Tras dos temporadas repletas de grandes actuaciones individuales Luka Doncic se sitúa entre los favoritos a ganar el MVP. En la campaña anterior quedó séptimo en las votaciones por el premio. De cara a la próxima temporada desde la prensa estadounidense se le posiciona como el sexto mejor jugador de la liga.

En el último año el esloveno promedió 27’7 puntos, 8 rebotes y 8’6 asistencias rozando el triple doble. Su nuevo entrenador le catalogó como un joven Picasso que había hecho sus primeros cuadros, pero que aún le quedaban los mejores. Prosiguiendo con esta comparación declaró que igual que el pintor usaba todos los colores el también lo hiciese y se dejase ayudar por sus compañeros.

El objetivo de Doncic es claro, es competir por el MVP. Es uno de esos jugadores que le faltan estar mejor rodeados para poder proclamarse como campeones. Esta temporada es en la que el esloveno debe dar un paso más hacia delante y luchar por todo de forma regular.

Quinteto inicial

Base: Luka Doncic

Escolta: Reggie Bullock

Alero: Tim Hardaway Jr

Ala-Pívot: Klebber

Pívot: Porzingis

Objetivo, pelear por las finales

La franquicia texana lleva dos años con registros muy similares de 43-32 y 42-30 y cayendo en primera ronda. Ya en esta última temporada rozaron con la yema de los dedos las semifinales de conferencia llegando a estar 3-2 frente a Clippers quién acabó remontando.

Es por eso que igual que se espera un paso hacia delante de Doncic, también se espera un salto de calidad del equipo al completo. El objetivo mínimo debe de ser sobrepasar la primera ronda de una vez por todas y competir por colarse en unas finales. Es decir, el objetivo es competir para convertirse candidatos al anillo. Para lograr eso deben de centrarse también en mejorar la defensa que es uno de sus puntos débiles.

Más allá de Luka Doncic todo depende del rendimiento de Kristap Porzinguis. El letonio ha sufrido graves lesiones a lo largo de su carrera NBA, pero debe recuperar su mejor nivel y convertirse en la segunda espada que todo el mundo espera que sea. Si consigue recuperarse, y sobre todo mejorar su defensa donde ha flaqueado en los últimos años, el equipo mejorará notablemente.

Un antes y después desde la llegada de Doncic

Doncic en la noche del draft recién escogido por Hawks
Fuente: NBA

En 2011 los Dallas Mavericks se proclamaron como campeones de la NBA con un Nowitzki imperial. Pero tras esa campaña sufrieron un batacazo en playoffs siendo eliminados en la primera ronda sufriendo un 4-0. Desde entonces la franquicia texana empezó a crear espacio salarial en busca de una nueva estrella con la que iniciar una reconstrucción. Todo ello con el ala-pívot alemán que iba cada año a menos.

Todo ello desembocó en que entre las temporadas 2011 y 2018 entraron en playoffs cuatro veces cayendo siempre en primera ronda. Pero en 2018 tenían el quinto pick del draft. Con esa elección escogieron a Trae Young quien fue directo a Atlanta Hawks junto a una futura ronda a cambio de Doncic elegido en el tercer puesto.

Este movimiento ya es historia de la NBA. En su primera temporada el serbio se coronó como rookie del año pese a quedar catorceavos. En la siguiente temporada logró meter a la franquicia de nuevo en playoffs por primera vez desde 2016.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *