Atlético de Madrid 2-0 FC Barcelona: Depresión culé ante un Atlético brillante