Seis de seis, arranque perfecto para el Napoli