Granada 1-0 Sevilla: Éxtasis en los Cármenes