Yassine Bono, a un nivel estratosférico