Juan Foyth, el alumno sobresaliente de Emery