El primero del “Pipa”