Luis Suárez y Giménez, los damnificados en el paron