Manu Sánchez, la perla rojiblanca que brilla en Osasuna