Oportunidad de oro del Leicester para subirse al tren de Europa