Se abre la puerta de salida para Van de Beek