Previa Rayo Vallecano – FC Barcelona: ganar es una obligación